El sol durmiente. Parte II (Misión Bajo + Voz + Fama; Solo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sol durmiente. Parte II (Misión Bajo + Voz + Fama; Solo)

Mensaje  Lucy Scarlett el Miér Nov 14, 2012 9:05 pm

Spoiler:
Ésta es la continuación de El sol durmiente . Me ha parecido mejor hacer el post en dos partes, ya que podía hacer más cosas en una misma noche. No sé si está dentro de las normas, ya que técnicamente es una misión en solitario y el post de la primera parte no llega a las 50 líneas obligatorias. En cualquier caso, si hay algún problema, decídmelo, plis, que no quiero liarla con mis posts >.<''

Ya vislumbraba la cola que había en la entrada para acceder al local infernal. Era tal y como lo recordaba de la priemra vez, nada que ver con los cuatro gatos de la noche anterior. Esto se debía que hoy llegaba más tarde, se dijo Lucy mientras pisaba con fuerza el suelo y avanzaba con una gran sonrisa llena de seguridad hacia la entrada del local.

Cuando llegó a la puerta, escuchó cuchichear a la gente que hacía la cola. Un grupito que esperaba para entrar la había reconocido. Debía de ser gente que ayer la había visto actuar en ese mismo bar.
Lulu sonrió complacida para sus adentro y se encaró con el portero. Éste la miró de arriba abajo, estudiándola.

-Tu jefe me dijo que podía tocar hoy también -dijo Lucy al ver que el gorila no decía nada-. ¿Me recuerdas? Soy Scarlett, la bajista que estuvo ayer en el escenario de ahí dentro. Eres el tipo que vi aquí mismo antes de entrar en el local.

El hombre parecía estárselo pensando. Lucy hizo grandes esfuerzos por no resoplar impaciente.
Finalmente, el portero asintió y se hizo a un lado.

-Sí, ahora sí que te recuerdo. Eres la chica del corsé rojo. Pasa, pasa.

Lucy se rió al ver de qué modo la había recordado el enorme portero. Tras un amable "gracias", la vampira se deslizó grácil por la puerta y se perdió en el interior de aquel pedazo de Infierno traído a la ciudad.

El local estaba más lleno que cuando entrara la noche anterior, por supuesto. Recordaba haberse visto entre tanta gente al cabo de terminar su actuación, durante el rato qeu se quedó por el local escuchando música, bebiendo de un par de chicos góticos que querían hacerse los machos ante ella, observando el resto de fauna y flora qeu llenaba el bar... Lucy se dirigió a la barra e intentó llamar la atención del camarero más cercano.

-¿Dónde está el jefe? -preguntó, alzando la voz para que pudiera oírla.

El camarero le señaló un punto lejano de la barra. Lucy sonrió, le dio las gracias y se alejó.
Era curioso, pensó, nunca encontraba al primer vistazo al encargado. En fin, el bar estaba abarrotado, algo así tampoco era tan extraño.

Llamó su atención colocando una de sus manos sobre su brazo. El hombre se volvió y, al verla, esbozó una sonrisa amable.

-Por un momento pensé que habías cambiado de opinión -dijo mientras la acompañaba al backstage.

-Quería hacer esperar un poco al público -bromeó Lucy-. Además, quería pasar por un sitio antes de actuar esta noche.

El hombre se rió y al cabo volvió a desaparecer tras haber dejado a la vampira en el backstage. Lucy sacó a Nameless de su funda y notó que le temblaban un poco las manos.
Sonrió.

-Hace mucho que no canto ésta, es normal... -se dijo- Pero saldrá bien, estoy segura. Les dejaré alucinados, igual que ayer. Y me pedirán más y más.

Soltó de repente un fuerte carcajada, expulsando así todo el nerviosismo que tenía en el cuerpo. Tomó aire y, con la correa de Nameless cruzada por delante del pecho y cogiendo el mástil del instrumento, se dirigió a fuera, al escenario.

La música del local fue apagándose progresivamente al tiempo que la vampira aparecía por el escenario y los focos se encendían para ella. La gente del lugar se volvió hacia el escenario con curiosidad. Algunos la reconocieron al cabo y se situaron cerca del lugar, para poder verla mejor. Algunos de los que no la conocían de nada parecían ignorarla un poco y seguir con sus cosas, mientras que otros se acercaban al escenario o, simplemente, desviaban sus miradas hacia la joven vampira bajista.

Ahora sí, se dijo Scarlett, ahora tenía el aspecto completo de estrella de la música. Sí, estaba segura de ello. Y el que creyera lo contrario... ¡Ja! ¡Que se presentara ante ella y se lo dijera a la cara, que ella se encargaría de hacer que se comiera sus propias palabras.

Era consciente de que la canción que había escogido para aquella noche habría quedado mucho mejor tan sólo con un piano de acompañamiento, pero ella no era muy mañosa con ese isnturmento, así que tantearía unas pocas notas con el bajo, para darle un acompañante grave a su voz.

Sonrió, agarró el micro y, con la un voz un tanto áspera, como cuando se preparaba para cantar screamo, la nueva Diosa de la Oscuridad (como se había autoproclamado) del Geninhorn dijo:

-¡Buenas noches, caminantes del Infierno, soy Scarlett! ¿Estáis preparados para volver a escuchar a vuestra nueva Diosa de la Oscuridad?

Se escucharon algunos gritos y vítores por el local.

-Bien... -asintió complacida, con aquella voz áspera, parecida a la de Patty Smith- Pues aquí me tenéis, dispuesta a deleitar vuestros oídos con mi voz recién salida del mismísimo Averno.

Rasgó suavemente el bajo, iniciando con unas cuantas notas (improvisadas totalmente, dado que la canción no la había escrito exactamente para que comenzase así) la canción que, seguidamente, entonó con su característica voz de soprano.


El silencio se había extendido por todo el local. Había bastado con la potencia de su voz y unas pocas notas del bajo de acompañamiento para dejarlos con la boca abierta.
Scarlett sonrió de lado. Quizás Strigos no los tenía tan satisfechos como había pensado. O quizás era que su estilo era totalmente distinto... En fin, no era momento de pensar en aquel vampiro guitarrista,. No, era momento de ver cómo el público comenzaba a aplaudir, increíblemente encantado con la actuación de la rubia.

-Gracias -susurró con aquel tono áspero que había adoptado al presentarse antes de la actuación-. Sé que ha sido breve, pero es todo por esta noche.

Hubieron algunos gritos. Scarlett sonrió de lado de nuevo. ¡Ja! ¡Querían más!

-Reglas del jefe, no es cosa mía -se disculpó esbozando una sonrisa de disculpa-. Pero espero veros aquí mañana por la noche. Os aseguro que la actuación será digna. Puede que incluso mejor que la de ayer o la de hoy.

Hubieron aplausos, gritos y vítores de nuevo.

-Bien, vuestra Diosa de la Oscuridad os dice adiós y hasta mañana. Sed malos, pequeños.

Soltó una carcajada con un tono más bien infantil, como si fuera una niña pequeña. De haber sido otra persona, quizá habría parecido extraño. Pero aquella chica había demostrado la capacidad que tenía para pasar de un tono de voz a otro, por lo que tampoco era tan extraño. O, por lo menos, Lucy así lo creía.

Guardó a Nameless en su funda y salió del backstage para dirigirse de nuevo a la barra. Intercambió unas palabras con el encargado de nuevo y acodó volver la noche siguiente (aunque lo cierto es que ya habían acordado eso la noche anterior, recordó Lucy cuando lo perdió de vista).

La vampira pululó por el local aquella noche. Charló con algunas criaturas que caminaban también por allí, engatusó a algunos para beber de su dulce sangre... En fin, lo mismo que la noche anterior. Aun así, le gustaba. Estaba, de hecho, deseosa de que llegase la noche siguiente, para volver a tocar para todas aquellas personas. Puede que las hubiera despreciado un poco al principio, aunque es posible que fuera porque las tenía como rebaño de Strigos y, en cierto modo, puede que la emoción por volver al escenario hubiera hecho que se pasara un poco con aquellos pensamientos.

En fin, ahora eran SU público. Se los estaba ganando poco a poco. Estaba segura de que esta noche la conocían unos pocos más que la anterior. Aunque tan sólo fuera gente que frecuentara aquel local.

((No importa -pensó-, dentro de poco estaré tocando en salas mil veces mayores y de mayor prestigio, junto a un grupo)).

Y sonrió para sí misma al repetirse en su interior aquellas palabras y recordar que aquél era su principio, su verdadero inicio en el mundo de la música.
Al fin iba a triunfar haciendo lo que más le gustaba en el mundo.

Spoiler:
Por alguna razón, no consigo poner el vídeo de youtube de modo que se vea en el post... En fin, dejo el link y ya está...
avatar
Lucy Scarlett


Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/01/2012
Localización : Tocando el bajo y cantando... ¡Eh, espera! ¡¿Y a ti qué co** te importa?!

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.