Misión canto (Sola)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión canto (Sola)

Mensaje  Invitado el Dom Feb 05, 2012 11:03 pm

Hacía frío aquella noche. En aquel momento Chie apagó la tele con gesto aburrido, hacía tiempo que no echaban nada bueno y los programas y concursos de música comenzaban a repetirse. "Siempre el mismo estilo, siempre el mismo tipo de voces, siempre igual..." Pensó Chie levantándose de la silla, dejando el mando a un lado y, posteriormente, suspirando.Comenzó a andar, siempre que se aburría hacía lo mismo y esta vez no iba a ser diferente.
Sus pies la llevaron, sin que ella lo pensase, hasta su pequeño estudio, un pequeño santuario para ella y su música. Abría la puerta y la cerraba tras de sí, se acercaba a su primera guitarra, una acústica de color negro, y le dirigía las siguientes palabras:
-Algún día, tu y yo estaremos sobre un escenario.
Encendía su ordenador, la mesa de mezclas y lo siguiente dependía de lo que se le apeteciese, unas veces tomaba su guitarra eléctrica blanca y tocaba hasta que le dolían los dedos; otras veces, como ésta, conectaba el micrófono al ordenador, ponía cualquier canción en karaoke y empezaba a cantar.
Calentó la voz, era importante para no dañarsela y poder subir todos los tonos que quisiera forzando lo mínimo. Hizo las escala varias veces, de arriba a abajo, de abajo a arriba, así una y otra vez subiendo cada vez un tono más. Finalmente se aclaró la garganta y cantó una canción infantil a capella para probarse a sí misma. Su voz estaba lista.

En esta ocasión eligió un tema de un famoso grupo americano con vocalista femenina, cuyas notas en ocasiones se hacían casi imposibles de alcanzar. Buscó la letra y la leyó un par de veces en voz alta para fallar lo más mínimo en la pronunciación

Abrió un programa de grabación de su ordenador, le dio al botón rojo y a continuación puso en marcha el karaoke. Chie se puso frente al micrófono, tomó aire y su garganta comenzó a vibrar, dejando salir por su boca unas notas hermosísimas. El principio era fácil, siempre lo era. Pero poco a poco tendría que empezar a subir la voz, aunque en ese momento Chie no pensaba en lo que vendría más adelante, sino en lo que tenía en ese momento.
Cerró los ojos, puso una de sus manos en su abdomen y dejó que la melodía la invadiese, respirando cuando se le permitía, subiendo y bajando la voz cuando la canción lo requería, haciendo fuerza con el abdomen para no quedarse sin aire en mitad de las notas largas.
Pasó la primera estrofa casi sin complicaciones, el vello de sus brazos se estaba erizando, sus párpados caídos, como hipnotizada por la melodía y la letra. Comenzaba a entender lo que sentía la cantante original, ese sentimiento de soledad en medio de la oscuridad más infinita, sin que nadie la pudiese sacar y ella queriendo salir.
Sin darse cuenta comenzó a gesticular tocándose con una mano la cara y después midiendo los tempos haciendo con ésta un movimiento de alargamiento con el brazo, como si la voz le permitiese alargarlo para alcanzar algo que estaba al alcance de su mano. Con la otra se abrió un poco la chaqueta.
La canción tomaba fuerza en el estribillo, sus manos se cerraron en puños mientras su voz se elevaba con las primeras notas, y luego volvía a bajar con las siguientes. De nuevo la palabra que daba fuerza a la letra "Lithium..." y de nuevo debía elevar su voz para llegar a esas notas que comenzaban a ser algo altas.
Un lamento en medio de la canción y de nuevo la fuerza:
-Don't wanna let it lay me down this time; Drown my will to fly; Here in the darkness I know myself; Can't break free until I let it go, let me go-
La última nota de la estrofa era como un desgarro. A partir de ese momento, ella se aferró al pie de micro y no lo soltó por miedo a caer de rodillas debido al esfuerzo al que se estaba sometiendo.
-I'm gonna let it go...
Y así acabó la canción. Chie abrió los ojos lentamente y procedió a escucharse en el ordenador. Una única vez se le había ido la voz, pero el resto lo había hecho casi perfecto. Tomó el micro de nuevo y, a capella, arregló ese momento de debilidad ante la canción. Hizo el pequeño montaje con el programa correspondiente.

Finalmente salió de su pequeño estudio en dirección a la cocina, se sentía orgullosa de lo que había conseguido sólo con su esfuerzo. Tomó un vaso, lo rellenó de agua y calmó su sed.
Regresó al estudio donde tuvo de nuevo otra pequeña conversación con su guitarra:
-¿Sabes? No pierdo la esperanza, sé que esto podría ayudarme muchísimo y tengo que ir mejorando poco a poco -en sus labios se dibuja una sonrisa de satisfacción al tiempo que acaricia el mástil de su guitarra-. Algunos pensaran que estoy loca por hablarle a una guitarra, pero me siento mejor al hacer esto, es como si me escuchases.
Apagó su ordenador, la luz de esa habitación y salió de allí.
Spoiler:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.