Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Invitado el Mar Mayo 08, 2012 9:59 pm

La fanática horda se apabulla contra el borde del escenario. Los gritos y los coros reclaman casi al unísono que aquellos que se habían convertido en sus nuevas deidades, nosotros, les deleitásemos con más de aquella brutal y salvaje música que emanaban nuestras manos. Simplemente sonrío. Les dedico a cada uno de los allí presentes una amplia sonrisa mientras sostengo a mi excitado Tartarus por el número que acabamos de dar. Sin duda, he nacido para esto, para esta grandeza. Me abro de brazos ante mi inquieto público en cruz, exponiendo mi magnificencia ante mi plebe a modo de saludo. Saben quién soy y el lugar que ocupan ellos. Sencillamente el orden establecido.

- Saludos habitantes del Geninhorn y de Heaven's Door. Cuando vine aquí, tenía una idea de lo que iba pasar, pero no estoy seguro que estemos gustando, porque no oigo absolutamente nada. ¿Os gusta lo que os traemos aquí? - grité con mi voz rota y grave aclamando los muy notorios gritos de los fans entretanto me paseaba por el escenario, micrófono en mano.

- Eso está mucho mejor. Permitidme presentaros a la banda. Al mando de las baquetas, el oscuro y macabro enterrador de Heaven's Door: ¡¡THANATOS!! - vociferaba al tiempo que mi compañero asestaba unos fuertes golpes a los bombos de su instrumento mostrando su peculiar e inquietante sonrisa, robándole una larga ovación a los oyentes. - A mi siniestra, la bajista más ardiente, provocadora y sensual, traída desde la gélida Rusia: ¡¡IRINA!! - imitando al batería, hizo sonar algunos arpegios de su bajo mientras provocaba con su mirada y cuerpo a todo ser viviente de la muchedumbre, como un súcubo venido del mismísimo averno. - Y yo, el salvaje guitarrista, descarado líder del grupo y aclamado por todos y todas... ¡¡STRIGOS!! - la multitud enloquece al ver a su divo presentándose a sí mismo, pues no era ningún desconocido por estos lares.

- Somos Transylvanian Terror y como obsequio por vuestro tiempo y atención, os daremos un presente también: ¡¡PERFECT INSANITY!! - dije ensalzando esta última parte con una voz ronca, cavernosa y gutural, al tiempo que la expectación aumentaba en el público.


Una vez más, Thanatos arranca el cuerpo y compás de la canción a golpe tendido de brazo, pero esta vez mucho más ágil y habilidoso que antes, donde es más rítmico y frenético que antes. Por instantes, veo como todo su cuerpo se tensa y libera esa energía a cada golpazo de baqueta en los bombosLlega el momento, donde entro con precisión rasgando las cuerdas de Tartarus para goce y disfrute de todos. Mis dedos se mueven nerviosos y livianos entre los distintos trastes, facilitando el aullido de las ásperas notas de mi guitarra y compañera musical. Irina, instintiva, se une al compás de la canción, dando su suave y grave toque que consigue que ésta alcance el tono adecuado.

Comienzo a cantar con toda la fuerza de mis pulmones mientras una serie de focos de colores rojos y violetas, me custodian desde las alturas mientras me muevo por todo el borde del escenario. Los brazos y las manos de las muchachas que gritan obscenidades que desean hacerme solo hacen crecerme en mi ego y seguir tocando con más fuerza y vibrar más mi voz. Inclino mi cuerpo hacia delante, hasta quedarme a escasos centímetros de mi público, dejando que mi larga melena comience a agitarse según voy girando el cuello en un sentido y en otro. Los destellos de colores ardientes, se reflejan en mi piel y en mi pelo en contrapicado, formando un juego de figuras y luces bastante demenciales, acordes a la temática de la canción.

Ayudado por el juego de pies y pasando por delante de Irina, clavo rodilla en el suelo del ala izquierda donde estaba más concurrido para dedicarles el solo de guitarra tan esperado por los espectadores. Cierro los ojos, notando como algunos de los mechones de pelo chocan en mi cara y mis dedos con suma maestría recorren todo el mástil de Tartarus sin necesidad de mirarlo, invocando sus rugidos más bestiales, como si fuéramos uno solo en aquella perfecta combinación. Oigo como me aclaman, se disputan el lugar para estar más cerca de la barrera que las separan del escenario como si tuviesen la oportunidad de tocarme y convencerme para ser el señor de sus sueños más húmedos. Mientras remato el solo, sonrío mostrando los colmillos y haciendo fuerza con las piernas, me levanto como una marioneta tirada por sus hilos para ir corriendo sin dejar de hacer sonar la guitarra al otro lado.

Mis caderas se menean muy provocadoramente, ante la mirada atónita de todos los que luchaban por aproximarse a nosotros. Casi podría asegurar que alguna se haya desmayado por semejante espectáculo. Vuelvo con un par de zancadas al centro, tocando al lado de Irina con fuerza a Tartarus en perfecta sincronía con su bajo, dedicándole una mirada que denotaban la necesidad de devorarla entera, sin dejarle nada puesto, con la única prenda que era nuestra música. Nuestra esencia. Transylvanian Terror. Regreso sobre mis pasos agitando salvajemente mi negra cabellera, describiendo un círculo perfecto mientras el juego de luces, la música, mi voz y los gritos de los devotos aficionados estallan en un gran géiser de adrenalina y heavy metal.

La canción está a punto de terminar, pero sigo rasgando mi instrumento con la misma violencia del principio del concierto, con el mismo entusiasmo y la misma energía. El cierre, simple. El estribillo de la canción es repetido varias veces en concordancia a la batería de Thanatos, hasta que mi brazo se eleva mostrando mi diestra a contraluz para concluir con un par de golpes rápidos de notas. El público explosiona más de lo habitual, más complacidos que con la primera canción del repertorio, saltando como buenamente les permitía el poco espacio entre ellos mientras que las féminas buscan con otros propósitos el acercarse al escenario. No las culpo. Me vuelvo hacia la marabunta, brindándoles una amplia sonrisa depredadora y una arreglo de mi larga melena azabache para que pudiesen ver con todo lujo de detalles, cuál era el rostro de su nuevo dios.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Irina Dragunova el Dom Mayo 13, 2012 7:11 pm

Esto es increíble. No quepo en mí de la satisfacción que estoy sintiendo. Oigo los gritos de la gente, que se agolpa todo lo que puede contra el escenario, e incluso puedo notar algún que otro estridente e histérico chillido de algunas zorras, probablemente mojando las bragas por Transylvanian Terror en general, y por Johan en particular. Pero la única muestra de este júbilo que siento por dentro en mi rostro, es una sencilla y satisfecha sonrisa.

Escucho lo que dice Johan, y mi sonrisa se hace más amplia al oír la respuesta del público, obediente a las persuasivas palabras del vampiro. No les culpaba, yo también había caído en su encanto. Y por eso estaba aquí. Le miro mientras nos presenta, y disfruto cuando oigo mi pequeña introducción, haciendo sonar mi bajo con algunos acordes- ¡Buenas noches, querridos!- Dije, con una última nota, mientras guiñaba un ojo pícaramente. No podría haber sido más acertada. Después, mi vista vuelve disimuladamente a él. Vaya, parece que al vampiro le gustaba la farándula, ya que disfrutaba más que nadie con aquello. El público le aclamaba, rendido a sus encantos. Y Thanatos y yo no nos íbamos a quedar atrás, ni mucho menos. Johan gritó el título de nuestra próxima canción, “Perfect Insanity”. Perfecto, ya estoy lista. Yo SIEMPRE estoy lista.

Thanatos empieza con su batería, con energéticos golpes a los que pronto Johan y yo nos sumamos. Mis dedos se mueven rápidos, arropando al resto de mis queridos músicos con notas graves y rápidas, dándole cuerpo a aquello. Pronto, la voz de Johan capta toda la atención, y las zorras de antes agitan sus brazos intentando en vano tocarle. Es, como mínimo, divertido. Pero no toda mi atención se la iban a llevar aquellas niñas.

Me acerco al público que más cerca me queda, tocando en frente de ellos mi bajo, deleitándoles con mi música y mi hermosa visión. Y entonces, alguien capta mi atención. Vaya, vaya… así que allí estaba mi peliblanco favorito… Sin pensármelo dos veces, le guiñe un ojo y le saqué la lengua de una forma mucho más que provocativa. Llevaba a alguien cogido, pero no me importó lo más mínimo.

Tras un breve preludio que daba paso al solo de guitarra, Johan pasa veloz como un rayo por delante de mí, y clavándose de rodillas en el suelo comienza a tocar el solo. Rápido, enérgico, y breve, como un subidón de adrenalina, Johan hace sonar a su guitarra, Tartarus, como si formase parte de sí mismo. Y de un grácil salto, vuelve a levantarse, sin hacer parar de sonar a su guitarra, dando lo que quiere al público: buena música y espectáculo.

Entonces, vuelve hacia mí, y se pone a tocar a mi lado. Le miro, y un escalofrío de puro placer me recorre entera cuando le miro a los ojos, y veo en ellos reflejada la lujuria y el deseo personificados. Me lo tiraría aquí mismo si de mí dependiera, delante de todas aquellas niñas que se volvían locas por él. Pero bueno, aunque no me gustaba esperar, podía hacerlo… Vuelve a irse, y es como si me arrancasen algo de golpe. Pero no doy lugar al error, y vuelvo a concentrarme totalmente en la canción, que está llegando a su fin. Un final igual de enérgico que el comienzo, con la misma fuerza y más ganas que al comienzo. La gente ruge; les ha gustado, como no. Después de una mirada cómplice con Thanatos, le dedico una afilada sonrisa a mí público, y me aparto el pelo de la cara para que me vieran bien y se acordasen perfectamente de mí, puesto que no sería la última vez que me viesen.
avatar
Irina Dragunova


Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 04/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Invitado el Lun Mayo 14, 2012 7:05 pm

El tumulto grita a voz tendida alabando sus nombres respaldados con el atronador sonido de los aplausos. Sólo hubo una cosa que deseó hacer en aquel entonces, donde otros se hubieran arrojado al fragor y al calor de los aficionados, él tan solo levantó sus brazos con una baqueta en cada mano sin dejar de sonreír a través de la cortina plateada y albina que conformaba los mechones frontales de su melena. Ésto es lo que decidió Thanatos pues así era la personalidad del sepulturero. Respiraba profundo, recobrando el aliento tras el número anterior gozando sonriente las ovaciones hacía ellos. Escudriñó entre la desorganizada conglomeración tan solo pudiendo discernir como imitaban al batería alzando los brazos al cielo.

Strigos inició un desvergonzado discurso a la exaltada turba, aclamando su atención y su devoción. Lo nombra el primero en la presentación del grupo y sin vacilación o duda en su actitud, Thanatos tocó con sus baquetas un improvisado redoble de tambor finalizando con el estridente y agudo choque de los platillos. La gente esperaba ansiosa el saludo del sepulturero, mas el grácil juego de manos sobre su batería bastó para obtener los vítores y la gracia del atento e inmerso público. Los aplausos volaban por encima de todos ellos, arropándolos como si fueran una bandada de cuervos arremolinándose sobre sus cabezas. Poco después es llamada Irina, que imitando su presentación, clama por su atención terminando finalmente Strigos anticipando su siguiente canción.

Fue así como el enterrador, mientras apretaba los dientes y los puños, como Undertaker volvió a dar comienzo al cuerpo de la melodía con el percutir de sus bombos. Los brazos volvían a aporrear los tambores en otra disposición, creando un ritmo totalmente contrario a la primera aria. La superficie tensa de la batería desataban vigorosos y potentes estallidos que resonaban como el tañido de campanas. Campanas que anunciasen el fin de los tiempos. Sus manos se cruzaban para intercambiar golpes en las distintas cajas con sus baquetas óseas al tiempo que sus pies, presionaban con suma presteza ejecutando el doble bombo que daba firmeza y entereza a toda la canción.

Atisbaba desde las alturas el enterrador el espectáculo de sus camaradas, desde el pavoneo de su líder ante las enloquecidas y demenciales espectadoras que rogaban por palpar aunque fuera una sola vez su cuerpo hasta la provocadora Irina que acorde al profundo y ronco sonido de su bajo, meneaba sus caderas y cuerpo obligando a más de uno de los mortales a centrar su atención en su desorbitado físico. Sus manos que sostenían ágiles sus baquetas entre los dedos, comenzaron a tocar con más rapidez y entereza conforme avanzaba la canción, atreviéndose a elevar una de los puños con la baqueta cerrado mientras la diestra golpeaba rauda desde bombos a platillos con la misma destreza de ambas, haciendo gala y exhibición de su pericia musical. Aquellos que posaron en su momento la atención en Undertaker pudieron dibujar un circulo perfecto en sus semblantes para preceder al vitoreo con su nombre en la cabeza.

La vibrante voz de Strigos anuncia el breve final de la canción. El gigante de cabellos platinos agitó la testa al tiempo que la mano en alto, volvía caer en picado para volver a tocar su batería con ambas, dando unos precisos y firmes golpes a los tambores. Su canto cesa y el rugido sepulcral de la guitarra del vocalista emparejado con el doblete de sus baquetas, marcan el fin. Sonrió mientras se ajustaba la melena con un brusco movimiento de cabeza, para contemplar como su público volvía a resurgir con sus voces clamorosas y afanosas de más.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Invitado el Jue Mayo 24, 2012 11:19 am

Me asomé un poco más al escenario, con cuidado de que nadie más pudiese percatarse de mi presencia. Sólo quería estar más cerca del amo, poder verle con claridad. Por supuesto estaba más cerca del grupo que ninguno de aquellos espectadores, el problema era que el amo se dirigía a ellos y no a mí. Pero nada de eso me importaba, porque lo verdaderamente importante era la felicidad del amo y, a juzgar por sus palabras, su sonrisa, por todo el espectáculo...él lo estaba disfrutando como un enano-aunque nunca entendí esa expresión-. Acompañé al público en sus ovaciones y griterios, con unos "woohooo" y unos silbidos mal hechos. Me quedé completamente en silencio, cuando el amo comenzó a hablar y respondí a su pregunta al público, con un "SÍ" tan fuerte, que luego tuve que toser.

A continuación presentó al batería y la mujer semi desnuda. Y a pesar de que no eran ni la sombra del amo, respondí como lo hacía el público ante cada presentación. "Tendré que arreglar mi sistema de voz después de esto", pensé divertida, tras gritar lo más fuerte que pude.

Sin embargo, el culmen llegó cuando fue el amo quien se presentó. Curiosamente, me sentí algo triste por no poder ir allí y decirle: "Tú eres el mejor, no hay gritos que puedan demostrar lo genial que eres", pero sabía que no se me permitiría hacer aquello, así que simplemente volví a acompañar al público en su ovación.

Entonces comenzó otra canción y esta vez decidí relajarme, dejarme llevar y simplemente escuchar la música, escuchar aquello que mi amo hacía con tanto afán. Aunque más que bailar-no es algo que se me de especialmente bien-, daba saltitos y vueltas sin moverme de mi sitio. Miré a mi amo, que cantaba como un autentico dios nórdico, para ver que agitaba su melena, lo cual me maravilló tanto que comencé a imitarlo. Paré cuando me sentí algo mareada y me senté un momento en el suelo. Entonces mis ojos se clavaron en mi amo, que estaba tocando su guitarra, dándolo todo en ello, sólo...lo veneraba, tal y como a un dios...es así, era sencillamente perfecto.

Me mantuve en aquella posición el resto del espectáculo, sin dejar de mirar con ojos brillantes a mi amo-y una pequeña mueca de desagrado, cuando se acercó a la mujer semi desnuda de aquella forma tan provocativa.-, guardando en mi memoria hasta la última nota de aquella canción, tratando de no pestañear por no perderme ni un detalle...y la canción acabó y yo me levanté para saltar y gritar, de nuevo, como una grupi en celo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Vittorio Gizamaluke el Sáb Jun 02, 2012 7:04 pm

Todavía con el subidón de aquella canción, el líder de la banda fue presentando uno a uno a los componentes de la banda. A cada nombre dicho, la gente –en la cual me incluyo- soltaba un grito de fanatismo, como un tipo de coro, aupando los nombres, subiéndolos en una especie de pedestal. Thanatos… Irina…. Y Strigos… No lo olvidaré, no señor.

Antes de que pudiera apenas reaccionar, la canción empezó a sonar, con el ritmo de la batería en cabeza, mientras que posteriormente seguía el ritmo de la guitarra y el bajo, con un rugido grave, rotos por unas cuantas sílabas comparatoriamente agudas del cantante. Sólo fue un momento, pues luego continuó con la gravedad de su voz, semirota y bien pausada y perfectamente limpia. La canción fue transcurriendo, pausando el tiempo, mientras la genialidad seguía pasando por cada uno de mis poros. No me perdí, ni mucho menos, el guiño provocador que la peliblanca le había dedicado al publico, junto a un sensual roce de lengua contra sus labios, que haría que cualquier cura se replanteara la religión. Miré hacia atrás…
Eh…. Iba dedicado a Absalom…. Que gañán…. ¿De qué se conocían? Imaginé que Absalom tenía relaciones abiertas, pero ¿tantas? No sé, me pareció raro… Pero si todos son felices… Dejé de mirar hacia atrás, cuando noté un solo de guitarra, con el guitarrista con una rodilla hincada, provocando a más no poder, haciendo que las mujeres levantaran las manos, gritando, algunas hasta llorando de la emoción. Hubo una que se desmayó y se la tuvieron que llevar de allí hacia fuera... Exagerado. Nunca entenderé a las mujeres lo suficiente…

La canción terminó, permitiéndome el respirar por fin, manteniéndome con los ojos bastante abiertos y sonriente. Empecé a silbar, pidiendo vises y otra, aplaudiendo y gritando como un fan más. Seguro que esa canción no la olvidaría por mucho que quisiese y, dentro de treinta años, orgulloso, diré que vi a los Terrors en su concierto inicial. Fantástico… El cantante, un verdadero showman, se acercó a primera fila, quitándose el pelo de la cara y enseñando un rostro pícaramente cautivador, tan cerca que estaba seguro que si alargaba el brazo podría tocarlo…. Pero claro, la marabunta de féminas que tenía alrededor y a mis espaldas también se dieron cuenta de eso, así que empezaron a empujarme, meterme codazos, aplastándome contra el escenario para tirarme de nuevo hacia atrás.

Hijas… de… puta…. Me tiraron al suelo al final tanto querer acercarse a su ídolo de cabellos tiznados y gran y cautivadora sonrisa. No supe que hacer, me estaban pisando, semiasfixiando. No me quedó más remedio que, medio reptando por el suelo, alejarme de ahí, nadando entre los pies. Afortunadamente me encontré unas piernas conocidas y empecé a trepar sobre ellas.

-Ayyyyy…… Que no lo cueeeentoooooo……- suspiré una vez escalado y puesto en pie en frente de mi amigo.- Absalom, el grupo es fantástico, pero las fans son demasiado brutas. Están en celo o algo. Casi me matan, por la virgen….- resoplé fuertemente, intentando respirar, apoyándome ciertamente en él. Tenía un aspecto algo penoso, así que preferí no verme. Hombre, me habían pasado unas veinte tigresas por encima, algunas de ellas con tacones, las muy zorras; ¿no se pueden fijar que me están pisando?... Me solté el pelo y lo arreglé de nuevo en la eterna coleta que siempre llevaba. Ojalá no estuviera sangrando, me vería perdido ante tanta marabunta de chupasangres. No pensaba volver a primera fila, no señor, y que me mataran finalmente. ¡Anda ya!
avatar
Vittorio Gizamaluke

Mensajes : 422
Fecha de inscripción : 29/12/2011
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Invitado el Lun Jun 04, 2012 2:03 pm

Chie, con el subidón de adrenalina provocado por la presentación del grupo, gritó como la que más con la primera pregunta del guitarrista. Seguramente se quedaría afónica, pero no le importaba demasiado en aquel momento, quizás más tarde se arrepintiera.
Entonces, el guitarrista comenzó a presentar a los miembros, y ella respondió aclamándoles a todos por igual. Ahora conocía sus nombres y estaba entusiasmada con ello. Me aseguraría de no olvidarlos.
El líder, Strigos, presentó la siguiente canción y Chie se unió al griterío del público que seguía el ritmo de la canción. Le pareció increíble como la presión de las fans iba aumentando poco a poco en aquella primera fila en la que se encontraba, aunque aún era soportable. Tuvo que quitar algunas manos, que parecían verdaderas ventosas y se agarraban a sus hombros, para echarla hacia atrás y estar más cerca de ellos,
Sus ojos volvieron a vagar por cada uno de ellos, sin perderse detalle. Desde el recorrido de Strigos por el borde del escenario, hasta el guiño de Irina hacia alguien que no pudo ver debido a la ingente cantidad de gatas enceladas, pasando por los rápidos movimientos de las baquetas de Thanatos.
Todo un espectáculo.

La canción llegó a su fin y empecé a vitorearles, aclamarles y aplaudirles como si no fuese a ver otro amanecer. Por desgracia no pudo hacerlo mucho tiempo, ya que enseguida tuvo que comenzar una autentica lucha por mantener su posición a base de codazos y pisotones.
Vittorio desapareció de su lado, pero no podía buscarlo. Un despiste y acabaría en la última fila, y Chie es mucha Chie para quedarse tan atrás, había sacado su parte guerrera a flote, aquella que más escondida se mantenía para aguantar toda una noche de batalla contra aquellas entaconadas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Kyosuke Minazuki el Dom Jun 10, 2012 5:43 am

Estando todavía apoyado en Absalom, escuché con bastante emoción las palabras del cantante. No pensaba quedarme sin voz después de aquello, por lo que mantuve los gritos en mi interior. Los componentes del grupo fueron presentados, siendo Thanatos el batería, Irina la bajista, y Strigos el guitarrista y cantante. Presté atención al nombre de la canción, y cuando empezó a sonar, inmediatamente me dejé llevar por la melodía, sonriendo. Escuché por primera vez la voz de Strigos cantando, y aportó a la música una chispa más que apropiada. Las luces hicieron el ambiente mucho más atractivo, mientras el cantante recorría el escenario, provocando que aquellas fans dieran la impresión de lanzarse como zombies hacia él.

Pasé la vista al batería, Thanatos, que golpeaba con maña y fuerza sus tambores y platillos. Me fijé en sus baquetas, y me pareció que tenían forma de... ¿huesos? Aunque no pude saberlo con certeza, ya que sus movimientos no me lo permitían. Continué observando, y mis ojos se posaron en la bajista. Irina... Pelo como la nieve, piel más que pálida, y un acento ruso que había podido notar en su presentación, hacía un momento. Sin dejar por un momento de tocar, se acercó al público, haciéndome imaginar que algún fan enloquecido (o alguna, por qué no) la iba a arrancar del escenario de un tirón. Para mi sorpresa, vi sus ojos mirando a nuestra posición. Entonces, guiñó un ojo e hizo un movimiento con la lengua más que descarado y provocador. Un segundo... ¿Se había dirigido a Absalom? No era alguien posesivo, e ignoraba si se conocían, aunque a juzgar por el carácter de aquel gesto... Pero aún así, pensé: "Cariño, puede que estés en un escenario y seas famosa, pero si no te importa, te acabas de dirigir a mi novio, y te he visto. No tengas tanta jeta."

Mi sonrisa se esfumó tras eso. Me había molestado en gran parte, aunque no me impidió seguir disfrutando del concierto. Tendría que hablar con Absalom sobre aquello, si de verdad estaba en lo cierto. Casi sin darme cuenta, la canción fue finalizando, y me preparé para pelear. Al terminar, las animalitas endémicas comenzaron una vez más a pelearse por ver quién se tiraba primero al cantante. Al menos, ni a Absalom ni a mí se nos acercaron mucho. Quizás lo habían captado a la primera. Mientras miraba con los ojos bastante abiertos a las chifladas aquellas, algo en el suelo captó mi atención. Vi a una persona orugueando entre tacones y piernas. Se aferró a las piernas de mi vampiro y comenzó a ascender... ¡¡Por Dios, si era Vittorio!! Me agaché levemente para poder alcanzar un brazo suyo y ayudarle a levantarse. Tras coger aire y dar su opinión sobre la especie endémica que vociferaba y se arremolinaba delante del escenario, se recompuso un poco.

-¿No te habrás hecho alguna herida? -dije, mirándole de arriba a abajo en busca de alguna posible marca taconoide. Parecía estar bien, pese a la tremenda paliza que se acababa de llevar-. Por cierto... ¿Y Chie? -pregunté, mirando hacia las féminas en celo, buscándola. Pude atisbar su figura entre todas las demás, o eso me pareció. Si era ella, estaba defendiendo con uñas, dientes, manos, pies, y con todo el cuerpo, si así era preciso, su posición. Bueno, al menos había tenido algo más de suerte que el pobre Vittorio...
avatar
Kyosuke Minazuki


Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 10/01/2012
Edad : 22
Localización : My black shadow... at the foot of your bed...

Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Void el Vie Jun 15, 2012 11:52 pm

No tenía queja o punto alguno contra la presentación del líder y vocalista del grupo, hizo del mismo. Sonrió lentamente, con peligro. Le gustaba demasiado esa banda como para ser verdad, y por tanto, debía ser sólo suya. Ignoraba si había otros representantes rondando por la sala, pero llegaban tarde, demasiado tarde. Johan von Strigos, Thanatos, e Irina. Un trío mortal, que básicamente encajaba a un nivel sobrenatural y que por tanto hacía una música a la altura.

No tardaron demasiado en retomar el repertorio, pero Absalom no estaba allí para animar, sino para admirar la obra de arte que pasaría a ser parte de su firma muy pronto. Con Kyo siempre de la cintura, se quedó simplemente de pie, con la otra mano en el bolsillo. Todo resultaba armónicamente siniestro, en el punto perfecto. Los movimientos de Johan e Irina en el escenario, los fuertes brazos siempre de fondo de Thanatos. No podía tener queja alguna. Y simplemente asistió al espectáculo ofrecido.

Sonrió, viendo como Vittorio y Chie se lo pasaban de miedo en primera fila, dándolo todo, y se endulzó cuando pasó a mirar a su pálido loco incáuto, que parecía disfrutarlo tanto o más como todos. Había sido buena idea invitarle… Un leve flash del momento preconcierto le cruzó la mente, y a punto estuvo de reir suave y pecadoramente contra su oreja para hacerle saber en lo que estaba pensando, pero algo le distrajo.

Sentía una mirada afilada, poderosa, sobre sí, reclamándole. Giró la cabeza inmediatamente, era Irina, desde el escenario. Se había acercado al borde del mismo a niveles demasiado insanos, pero lo mejor vino cuando le guiñó el ojo, con un movimiento de lengua que le recordó aquella otra noche. Sonrió agresivamente, con todos los colmillos. El que se relamiera uno en señal de que la recordaba y la reconocía, no se mostraba demasiado complacido en esa actitud tan descarada, tan normal en ella.

Inmediatamente después, pensó en Kyo, teniéndole por la cintura. Ya no sonreía. Indefectiblemente, también se le borró la sonrisa, y apoyó la nariz en su sien en cuanto terminó la canción, y las fans enloquecidas acudían a las primeras filas para tratar de alcanzar a tocar el sueño que de esa noche en adelante les mojaría las bragas.

Justo cuando iba a hablar, notó un tirón en los pantalones, y a punto estuvo de patear a lo que sea que fuera que se le había aferrado tan fieramente. Sin embargo, era Vitt, que tan serpenteante como podía, estaba sobreviviendo a toda esa marabunta de tacones entetados, enloquecidos. Ayudó a Kyo a ponerlo de pie, cogiendo y tirando del otro brazo, dejando notar lo perplejo que estaba con los ojos como platos.

- A ver, sangrar no sangras, pero vamos, que de una veintena de moratones no te libras…-. Soltó un silbidito de admiración, negando un poco de lado a lado, recolocándole tanto como podía, quitándole la suciedad del suelo. Ante la pregunta de Kyo, también alzó la mirada para buscarla, pero parecía seguir en primera línea y defendiendose, con lo que continuó con las preocupaciones para su mejor amigo.- Vittorio… Será mejor que te quedes cerca de nosotros… Porque como te vuelvan a pillar no lo cuentas, joder…

_______________________________________
Firma:


~Absalom Void: The power to believe has the ability to even change fate~
I'm not a guy you can mess with
avatar
Void


Mensajes : 628
Fecha de inscripción : 10/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Que se abra el telón, Transylvanian Terror ha llegado ... (Johan, Irina, Thanatos, Dinamo, Vittorio, Chie, Kyo ,Void y Pandora)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.